Hi, How Can We Help You?

¿Qué impuestos están relaci...

¿Qué impuestos están relacionados con el alquiler de viviendas?

La disyuntiva a la que se enfrentan los consumidores a la hora de acceder a una vivienda es saber si es mejor comprar o alquilar su hogar. Actualmente, es habitual que las personas accedan a una vivienda a través de la figura de arrendamiento o alquiler. Vendría a ser una solución para las personas que desean disfrutar de un espacio propio, pero no cuentan con el suficiente capital para comprarlo. En este artículo le contamos qué impuestos están relacionados con el alquiler de vivienda.

Se entiende por arrendamiento de vivienda aquel contrato en el que una persona (arrendador) cede a otra persona (arrendatario) el uso de una edificación habitable cuyo destino primordial sea satisfacer la necesidad de vivienda del arrendatario.

La Ley de Arrendamientos Urbanos es la encargada de regular los alquileres de fincas cuyo uso será el de la vivienda. En dicha Ley, se encuentran regulados las obligaciones y  los derechos que tienen tanto arrendador como arrendatario pero no hace referencia a los impuestos que se derivan de él.

Siendo así, para alquilar una vivienda tan solo necesitaremos realizar un contrato de alquiler el cual estipule la renta/precio. La renta tendrá la cuantía que libremente acuerden arrendador y arrendatario y, salvo pacto en contrario, se pagará por meses.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas – IRPF

Para el arrendador, los rendimientos procedentes del arrendamiento de una vivienda constituyen un rendimiento de capital inmobiliario y por lo tanto, éste debe declararlo en la declaración de la renta del año en cuestión.

El importe del rendimiento se obtiene restando de los ingresos por alquiler, los gastos deducibles estipulados por ley y aplicando en los casos que proceda, determinadas reducciones.

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados – ITP-AJD

El alquiler de una vivienda es un acto que está sujeto al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP-AJD) en la modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO). Este impuesto es uno de los que es competencia de cada Comunidad Autónoma. Así, el tipo aplicable dependerá de cada comunidad.

El obligado a liquidar este impuesto es el arrendatario/inquilino de la vivienda.

Para cumplir con las obligaciones que nacen del alquiler, el arrendatario debe presentar la autoliquidación a través del Modelo 600. Antes de presentar dicha autoliquidación debe realizar el pago a través de las oficinas gubernamentales pertinentes, o vía electrónica para nuestra mayor comodidad.

Cabe destacar que el único formato permitido para pagar este impuesto en Cataluña es el modelo 600, así que si se intenta presentar el pago en papel sellado, o cualquier otro, este trámite no tendrá ningún tipo de validez legal.

Otro aspecto muy importante es el monto del impuesto, ya que su precio no es fijo y varía considerablemente dependiendo del precio de alquiler de la vivienda. El tipo aplicable en Cataluña es el 0,5% sobre la base imponible.

El importe de la base imponible varía en función la de la duración del contrato de alquiler:

  • Contratos de un año o superior: Importe total de la renta a satisfacer durante la vigencia del contrato con un mínimo de 3 años.
  • Contratos de temporada o inferiores a un año: Cantidad total de renta a satisfacer durante la durada del arrendamiento.
  • Contratos sin durada específica: Importe total de la renta a satisfacer durante 6 años.

Un dato importante es saber cuándo se debe presentar la copia de nuestro contrato de alquiler a la administración. En la mayoría de los casos, no es necesario ya que ya ha sido presentada en el Instituto Catalán del Suelo (INCASOL), pero si no ha sido así,  tiene que presentarse a la hora de liquidar el impuesto.

El  plazo estipulado para la presentación del Modelo 600 es de un mes después de la firma del contrato del alquiler.

Impuesto sobre el Valor Añadido – IVA

El arrendamiento de fincas cuyo uso sea exclusivamente el de viviendas, con muebles, garajes y anexos (alquilados conjuntamente y establecido en el contrato de arrendamiento), es un acto exento de IVA. El arrendador no repercutirá ni ingresará IVA por este concepto y en consecuencia, el inquilino no está obligado a soportarlo.

Señalar que en los casos donde la vivienda tenga un uso mixto (el uso sea también por ejemplo, despacho profesional) no se aplicará la exención.

Tampoco quedará exento de IVA el arrendamiento de viviendas cuando el arrendador o propietario presta servicios propios de hotelería (limpieza, tintorería, hostelería, etc.).

Compartir post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *