Hi, How Can We Help You?

Nueva medida en contra del fra...

Nueva medida en contra del fraude fiscal y el blanqueo de capitales

El Gobierno está trabajando en un decreto de ley para modificar la normativa vigente a día de hoy sobre la limitación de pagos en efectivo.

¿Como nos afecta, hasta ahora, la limitación de pagos en efectivo?

El artículo 7 de la Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude establece, hasta ahora, que el límite de pagos en efectivo permitido es de un máximo 2.500 euros en determinadas operaciones. En concreto, las operaciones en las que alguna de las partes actúe como profesional o empresario. Sin embargo, este límite será de 15.000 euros en el caso de que el pagador sea una persona física con domicilio fiscal fuera de España y no actúe en calidad de empresario o profesional.

A efectos de calcular estos límites se tienen en cuenta todos los pagos fraccionados de la operación. Y no intervienen en los mismos de los pagos o ingresos realizados en entidades de crédito.

El incumplimiento de alguna de estas limitaciones supone una infracción administrativa grave. Los infractores y posibles sancionados son tanto el pagador como el receptor y responderán solidariamente ante la Agencia Estatal de Administración Tributaria los dos.

La sanción mencionada prescribe a los 5 años, es por esta razón que debemos guardar los justificantes de pago durante 5 años para poder acreditar que el pago se hizo mediante un tipo de pago diferente al efectivo y aceptado por ley.

¿Qué entendemos por pago en efectivo?

Según el artículo 34.2 de la Ley 10/2010, de 28 de abril, sobre la prevención de blanqueo de capitales y de financiación al terrorismo podemos entender que un pago en efectivo es cualquiera de los siguientes casos:

Moneda metálica y papel, ya sea nacional o extranjero.
Cheques bancarios al portador denominados en cualquier moneda.
Cualquier otro tipo de pago con un medio físico ya sea electrónico o concebido para usarlos como un medio de pago al portador.
Algunas alternativas a los pagos en efectivo son las transferencias, la utilización de tarjetas de crédito y / o débito o los cheques nominativos.

El Gobierno quiere limitar el pago en efectivo a 1.000 euros

Con el motivo de disuadir y frenar tanto el fraude como la economía sumergida, el Gobierno ya trabaja en un nuevo decreto de ley, tal como se ha expuesto anteriormente. Este pretende limitar el pago en efectivo a 1.000 euros en vez de los 2.500 que hay actualmente.

¿Qué pasará si todavía limitamos más este importe?

Limitar a 1.000 euros los pagos permitidos en efectivo es una medida que está dando mucho que hablar en todo tipo de ámbitos.

En el ámbito empresarial podría suponer una modificación en la forma organizativa de trabajar, tanto de efectuar pagos como cobros. En el ámbito particular, de igual manera podría suponer un nuevo proceso de efectuar los pagos. Es relativamente fácil contratar un servicio o comprar un bien que supere el precio de mil euros. De todas formas, este nuevo decreto encaró no está cerrado y dará mucho más que hablar.

Cabe mencionar que el Gobierno está trabajando y estudiando otras medidas tales como el suministro inmediato de la información del IVA (del que hablaremos en otro artículo) para evitar fraudes y de esta manera mejorar el control tributario para cumplir con el déficit fiscal mejorando la recaudación de impuestos.

Compartir post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *